Tim Green: Ambición

Здесь есть возможность читать онлайн «Tim Green: Ambición» весь текст электронной книги совершенно бесплатно (целиком полную версию). В некоторых случаях присутствует краткое содержание. категория: Триллер / на испанском языке. Описание произведения, (предисловие) а так же отзывы посетителей доступны на портале. Библиотека «Либ Кат» — LibCat.ru создана для любителей полистать хорошую книжку и предлагает широкий выбор жанров:

любовные романы фантастика и фэнтези приключения детективы и триллеры эротика документальные научные юмористические анекдоты о бизнесе проза детские сказки о религиии новинки православные старинные про компьютеры программирование на английском домоводство поэзия

Выбрав категорию по душе Вы сможете найти действительно стоящие книги и насладиться погружением в мир воображения, прочувствовать переживания героев или узнать для себя что-то новое, совершить внутреннее открытие. Подробная информация для ознакомления по текущему запросу представлена ниже:

Tim Green Ambición
  • Название:
    Ambición
  • Автор:
  • Жанр:
    Триллер / на испанском языке
  • Язык:
    Испанский
  • Рейтинг книги:
    3 / 5
  • Избранное:
    Добавить книгу в избранное
  • Ваша оценка:
    • 60
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5

Ambición: краткое содержание, описание и аннотация

Предлагаем к чтению аннотацию, описание, краткое содержание или предисловие (зависит от того, что написал сам автор книги «Ambición»). Если вы не нашли необходимую информацию о книге — напишите в комментариях, мы постараемся отыскать её.

Thane Coder lleva una existencia que muchos envidiarían: un buen trabajo en la poderosa compañía King Corp, una mujer hermosa, un generoso salario… Un sueño hecho realidad pero que, como él mismo confiesa, no es suficiente. Cuando el dueño de la compañía anuncia que cederá el mando de la empresa a su hijo Scott, Thane decide que el puesto ha de ser suyo al coste que sea. Espoleado por la ambición de su esposa y cómplice, recurre al asesinato, al engaño, a los contactos con criminales… Matar le resulta cada vez más fácil, incluso tanto como engañar al FBI y a la mafia, pero pronto queda claro que Thane ha entrado en una espiral de locura para la que sólo hay un final.

Tim Green: другие книги автора


Кто написал Ambición? Узнайте фамилию, как зовут автора книги и список всех его произведений по сериям.

Ambición — читать онлайн бесплатно полную книгу (весь текст) целиком

Ниже представлен текст книги, разбитый по страницам. Система сохранения места последней прочитанной страницы, позволяет с удобством читать онлайн бесплатно книгу «Ambición», без необходимости каждый раз заново искать на чём Вы остановились. Поставьте закладку, и сможете в любой момент перейти на страницу, на которой закончили чтение.

Шрифт:

Интервал:

Закладка:

Сделать

– Entonces te quedas fuera. Pero esto sí puedes hacerlo.

– ¿Es lo que se hace? -preguntó Bart, parpadeando-. ¿De verdad?

– Todo el mundo lo hace.

Bart cogió el pedazo de carne y le dio un mordisco, sin poder evitar un estremecimiento.

– Tienes que comértelo todo -le dije, con una palmada en la espalda-. Vamos.

Bart se lo metió en la boca y se lo tragó; casi se atraganta, pero consiguió mantenerlo dentro. James y yo nos reímos.

– Venga -dijo James-, no has conseguido el trato, pero sí el premio. Te quedará fantástico encima de la chimenea.

James agarró al ciervo por una de las patas traseras. Yo lo cogí por la otra y comenzamos a arrastrarlo hasta la cima del barranco, aplastando la maleza con las botas. Bart se quedó mirándonos.

– Podemos llegar a un acuerdo -dijo Bart, mientras corría para alcanzarnos y se apoyaba en los troncos bajos para ayudarse a avanzar.

– No, estás fuera -contestó James, mirando hacia atrás.

Habíamos llegado a la cima y nos costaba respirar. James contempló el campo bajo la luz anaranjada procedente del este e inspiró con fuerza.

– ¿Sabes lo que más me gusta? -preguntó James después de golpear el cadáver con la bota-. Los chicos de Bucky lo limpiarán, lo descuartizarán como hacen en la carnicería y dentro de un par de semanas lo tendremos en la mesa servido con un buen Meritage.

– ¿Por qué estoy fuera? -preguntó Bart.

James volvió a mirar hacia el cielo, y luego a Bart.

– Porque te he dado la oportunidad y no la has querido. El Banco de Suiza lo aceptará encantado.

James estrechó la mano de Bart.

– Felicidades -le dijo-. Bucky te lo enviará. Si quieres que te lo disequen, díselo. Conoce a un gran taxidermista.

– James -dijo Bart, elevando la voz-. No puedo conseguirte cien por encima del Libor. Nadie puede. Quizá podría llegar a dos cincuenta.

James siguió andando.

– Será el mayor centro comercial del mundo -dije-. A treinta minutos de Nueva York, y es nuestro.

– Os estáis pasando, chicos -repuso Bart, con una voz tan diáfana como una campana, dirigiéndose a la espalda de James-. Eso también lo sabe todo el mundo. Esto lleva tres años en proyecto; habéis apostado todos vuestros activos, incluso este coto. Debéis dinero a otros bancos. Si se os cancela el préstamo, KingXorp se hunde. En vuestra posición, no podéis exigir cien sobre el Libor.

– Lo descubriremos cuando vuelva a la casa de campo -dije.

– James, tú no haces tratos así -le gritó Bart.

– Cuando capitalice el trato -dije en voz baja, pero perfectamente audible en el tranquilo amanecer-, el resto de nuestros proyectos madurará como la fruta. Si te quedas fuera, ya sabes lo que hará. Se pasará los próximos seis meses refinanciando todos los proyectos que posee tu banco y tus bonos parecerán el cheque de un lava-vajillas.

– Cien es una locura, James -vociferó Bart-. Sería el hazmerreír de todos.

James ya había cruzado el campo y se internaba en el bosque.

De repente, Bart echó a correr tras él. Yo le seguí, aguantándome la risa. Sus pisadas aplastaron la maleza hasta que alcanzó a James en la arboleda.

Al llegar a su altura, le dijo:

– Dios, ¿qué van a decir de mí?

– Que les has dado con un canto en los dientes a todos -contestó James, sonriente, e inició el ascenso de la colina con una mano alzada-. Ahora espera junto al ciervo a que llegue Bucky y nos reunamos contigo. Vamos, Thane.

– Pero no llamarás al Banco de Suiza, ¿verdad?

– Tenemos un trato, ¿no es así?

Bart asintió.

James cruzó el bosque a un paso que me obligaba a jadear y a dar grandes zancadas hasta que llegamos al puente. Al otro lado del agua, por encima de la niebla, el refugio dormitaba como si fuera un gigante.

– Mira eso -dijo James. Apoyó una mano en mi hombro y lo apretó-. La familia. Al final es lo único que cuenta.

4

– ¿Quéhay de tu familia? -pregunta el psiquiatra con una voz demasiado suave para un hombre de su talla.

– Unos paletos. Mi padre era de los que resolvía las cosas a base de correazos, hasta que muriómi hermano mayor. Conducía borracho con unos amigos. A partir de entonces, el pelo de mi viejo encaneció. Apenas hablaba.

»Mi madre también se abandonó. Se pasaba las horas sentada en una vieja mecedora con los ojos fijos en la tele o en una novela romántica. Comíamos alimentos enlatados, o nada.

– Siempre es difícil para cualquiera de nosotros pensar en nuestros padres como personas -diceél.

– Recuerdo cuando obtuve una beca en Siracusa para jugar al fútbol -continúo-. La escuela me entregóuna cantidad de dinero en efectivo y le compréa mi madre una de esas sillas reclinables que te masajean. Llevaba años pidiéndole una a mi padre. Ni siquiera se sentónunca en ella. La usaba para apilar los libros.

– Has hablado de una beca -diceél en tono quedo-. En el lugar de donde yo procedo eso es algo importante.

Aprieto los labios, asiento con la cabeza y digo:

– Jugaba en la línea media de un equipo de segunda de la liga All America; los Giants me reclutaron en la sexta vuelta. El sueño americano. A los cuatro días en el campo me rompíel hombro. Eso fue todo. Se acabó.

– ¿Y cómo te sentiste?

– Como un perdedor.

– Llegaste más lejos que mucha gente.

– Sí, pero fue después de conocer a Jessica. Para ella el negocio inmobiliario era como una partida de damas. Te enseñaba a mover una ficha y ahíestabas, enfrentándote a un triple salto. No eran tácticas maquiavélicas, sino pequeñas maniobras que alteraban el equilibrio.

»Todo el mundo la adoraba. Banqueros. Propietarios. Tenía un estilo amistoso: miraba a la gente a los ojos, escuchaba sus historias; se reía de sus chistes, y se reía de verdad… Se divertía, caía bien a todo el mundo y, por extensión, también yo. Siempre que teníamos que cerrar un trato importante, si conseguía reunir al tipo en cuestión y a su esposa con Jessica y conmigo, ya estaba en el bote.

Читать дальше

Шрифт:

Интервал:

Закладка:

Сделать

Похожие книги на «Ambición»

Представляем Вашему вниманию похожие книги на «Ambición» списком для выбора. Мы отобрали схожую по названию и смыслу литературу в надежде предоставить читателям больше вариантов отыскать новые, интересные, ещё не прочитанные произведения.


Ted Dekker: Negro
Negro
Ted Dekker
Douglas Niles: The Last Thane
The Last Thane
Douglas Niles
Lynne Graham: El Hijo del Griego
El Hijo del Griego
Lynne Graham
Jeff Crook: Dark Thane
Dark Thane
Jeff Crook
Отзывы о книге «Ambición»

Обсуждение, отзывы о книге «Ambición» и просто собственные мнения читателей. Оставьте ваши комментарии, напишите, что Вы думаете о произведении, его смысле или главных героях. Укажите что конкретно понравилось, а что нет, и почему Вы так считаете.