Sylvia Day: Cazadores De Tesoros

Здесь есть возможность читать онлайн «Sylvia Day: Cazadores De Tesoros» весь текст электронной книги совершенно бесплатно (целиком полную версию). В некоторых случаях присутствует краткое содержание. категория: Современные любовные романы / на испанском языке. Описание произведения, (предисловие) а так же отзывы посетителей доступны на портале. Библиотека «Либ Кат» — LibCat.ru создана для любителей полистать хорошую книжку и предлагает широкий выбор жанров:

любовные романы фантастика и фэнтези приключения детективы и триллеры эротика документальные научные юмористические анекдоты о бизнесе проза детские сказки о религиии новинки православные старинные про компьютеры программирование на английском домоводство поэзия

Выбрав категорию по душе Вы сможете найти действительно стоящие книги и насладиться погружением в мир воображения, прочувствовать переживания героев или узнать для себя что-то новое, совершить внутреннее открытие. Подробная информация для ознакомления по текущему запросу представлена ниже:

Sylvia Day Cazadores De Tesoros
  • Название:
    Cazadores De Tesoros
  • Автор:
  • Жанр:
    Современные любовные романы / на испанском языке
  • Язык:
    Испанский
  • Рейтинг книги:
    4 / 5
  • Избранное:
    Добавить книгу в избранное
  • Ваша оценка:
    • 80
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5

Cazadores De Tesoros: краткое содержание, описание и аннотация

Предлагаем к чтению аннотацию, описание, краткое содержание или предисловие (зависит от того, что написал сам автор книги «Cazadores De Tesoros»). Если вы не нашли необходимую информацию о книге — напишите в комментариях, мы постараемся отыскать её.

El mercenario y cazador de tesoros Rick Bronson está listo para iniciar la caza de su próximo tesoro -libros electrónicos eróticos que fueron escondidos cuando el romance erótico fue prohibido por el Comité de Censura Conservador. El primer punto en su negocio es conseguir la ayuda de la experta en antigüedades literarias Samantha Tremain. Ella es considerada una de las autoridades principales en literatura erótica de la galaxia, una auténtica cazarrecompensas de conocimiento carnal que Rick pretende disfrutar al máximo. Ahora dos personas que no podrían ser más diferentes recorren la galaxia en una atrevida búsqueda de incontables riquezas. Juntos, el éxito está a su alcance… si son capaces de superar la investigación práctica.

Sylvia Day: другие книги автора


Кто написал Cazadores De Tesoros? Узнайте фамилию, как зовут автора книги и список всех его произведений по сериям.

Cazadores De Tesoros — читать онлайн бесплатно полную книгу (весь текст) целиком

Ниже представлен текст книги, разбитый по страницам. Система сохранения места последней прочитанной страницы, позволяет с удобством читать онлайн бесплатно книгу «Cazadores De Tesoros», без необходимости каждый раз заново искать на чём Вы остановились. Поставьте закладку, и сможете в любой момент перейти на страницу, на которой закончили чтение.

Шрифт:

Интервал:

Закладка:

Сделать
Фото

Sylvia Day


Cazadores De Tesoros

Antología Sueños del Oasis II

Capítulo 1

Si el tipo que estaba en su oficina no fuera tan condenadamente magnífico ella sería capaz de pensar correctamente. De hecho, era tan increíblemente apuesto que Samantha se le había quedado mirando fijamente, algo sobre lo que le llamó la atención los dedos largos y masculinos que estaban chasqueando delante de su cara.

– Srta. Tremain. -Su voz profunda, aunque suave, estaba llena de exasperación-. ¿Me está escuchando?

– ¿Disculpe? -Ella parpadeó rápidamente.

Él soltó el aire y se sentó delante de su escritorio. Con un tobillo cruzado sobre la rodilla opuesta, expuso a su vista un abultamiento impresionante detrás de los cordones apretados de sus pantalones.

– Animal -susurró ella. El abultamiento se sacudió a modo de respuesta.

– ¿Hum?

Sam tosió sobre la mano mientras su cara ardía.

– Animal, piel animal.

– Sí. Lo es. -Unos brillantes ojos azules destellaron brevemente antes de entrecerrarse-. Me han dicho que usted es la principal experta en antigüedades literarias de esta parte de la galaxia, Srta. Tremain. ¿Es eso cierto o debería buscar ayuda en otra parte?

– Sr. Bronson…

– Rick.

– Oh… -La forma en que dijo su propio nombre, como si fuera una amenaza sensual, la hizo temblar. Y la forma en que estaba vestido, con piel animal y algún material ondeante como camisa, le dejaba la boca seca- ¿Por qué no usa un traje espacial &?

Una ceja oscura se arqueó.

– ¿Quiere hablar de mis ropas? -Él sacudió la cabeza- Ustedes los tipos inteligentes siempre son un poco extraños.

– Mire quién habla -replicó ella picada por su comentario, uno que había oído miles de veces-. Usted es un mercenario del siglo veintitrés que lleva ropas del siglo diecinueve mientras va detrás de un tesoro legendario del siglo veintiuno. ¿No debería estar haciendo alguna otra cosa? ¿Matar por contrato o algo de esa naturaleza?

Tras apartar una guedeja de pelo suelto de su cara, Sam se puso en pie y comenzó a caminar. Mientras no mirara esa cara impresionante podría conservar el sentido. Su pelo oscuro, piel bronceada y ojos como el Océano Laruviano ya eran suficientemente malos. Cuando le añadías unos amplios hombros, caderas estrechas y un abultamiento cubierto por piel de animal, tenía un sueño húmedo viviente sentado justo en su oficina.

Rick Bronson se rió entre dientes y el cálido sonido de diversión hizo que su matriz se contrajera.

– Todo lo que hace un mercenario lo hace por créditos. La caza de tesoros es una caza de créditos.

Bastante fácil de entender.

– ¿Pero por qué este tesoro en particular?

– Vale una fortuna.

– Se rumorea que vale una fortuna. Igual que se rumorea que existe. Lo más probable es que esté malgastando su tiempo. -Se arriesgó a lanzarle una mirada ladeada y su corazón se saltó un latido ante su suave sonrisa-. Parece un tesoro extraño para que lo cace un hombre. ¿Por qué no la Copa Draken? ¿O la Piedra Sariana? ¿Por qué libros electrónicos eróticos?

– Esa es una pregunta tonta. -La curva de sus labios se agudizó-. Sabe cuánto valen esas historias de Romantica &. Desde que el Comité de Censura Conservador logró prohibir el arte y el romance erótico en 2015 son casi imposibles de encontrar. Todos los libros impresos hace mucho que se convirtieron en polvo, pero los libros electrónicos restantes que logran llegar al mercado negro se venden por una fortuna. ¿Puede imaginarse cuánto valdría una base de datos llena de esas historias?

Sam suspiró con deseo.

– Ahora que la prohibición ha sido revocada, el encontrar esas historias no solo devolvería tesoros literarios a la gente, sino que ayudaría a levantar la represión sexual que nos ha sofocado tanto tiempo.

– Parece una mujer que aprecia lo erótico -ronroneó Rick. Se puso en pie y fue hacia ella, con paso lento y lleno de promesas seductoras. La pistola de rayos atada a un muslo y la espada láser atada al otro solo enfatizaban lo peligroso que era. Contra el telón de fondo de su pequeña oficina era aún más intimidante. Y tentador.

Cerniéndose sobre ella alzó una mano para tocar su pelo. Sam podría jurar que sintió ese toque hasta la punta de los pies, y golpeó todas las zonas erógenas hasta llegar abajo.

– ¿Qué es esto? -preguntó él pasando su mano por el apretado moño en la parte superior de su cabeza.

– ¿Hum? -Maldición, también olía bien. Hoy en día los droides hacían todo, volviendo blandos a muchos hombres. Rick era todo dureza. Su mirada bajó.

Sip. Dureza por todas partes.

Él dio un tirón rápido y el pelo cayó sobre sus hombros en un revoltijo salvaje.

– ¡Oiga! -protestó ella e intentó agarrar su mano. Él se movió demasiado rápido y mantuvo su horquilla en lo alto, fuera de su alcance.

– ¿Qué es esto que tenía en el pelo? -repitió él contemplándola.

Ella arrugó la nariz.

– El estilo para mi lector de libros electrónicos.

Los ojos de él se abrieron desmesuradamente.

– ¿Tiene un lector de libros electrónicos que funciona? -Bajó la mano y metió el estilo en el bolsillo.

– Devuélvame eso -espetó ella, mientras se apartaba el pelo de la cara y se lo enroscaba en un rodete-. ¿Sabe lo difícil que es encontrar esas cosas en el mercado negro?

– Sabe que puede operarlo con el dedo -ofreció el amablemente.

Por inocente que fuera la frase, el hecho de que viniera de un hombre con ese aspecto le añadía una dimensión sexual. Sam enrojeció tanto que sintió como si su rostro estuviera en llamas.

– Oh… -Las dos cejas negras se alzaron cuando él se dio cuenta-. Es una bibliotecaria traviesa. Apuesto a que con una colección secreta de libros electrónicos eróticos. Y no le voy a devolver esto. -Él alejó su mano codiciosa-. Se lo pondría de nuevo en el pelo.

– ¡No puedo trabajar con el pelo cayéndome en la cara!

– Y yo no puedo trabajar con todo su pelo remilgado y atado de esa forma. Es molesto -Él se alejó.

– ¿Quién dijo que yo iba a trabajar para usted?

Rick resopló.

– Sobrevive de subvenciones para su investigación. Para conseguir esas subvenciones se ve obligada a dar conferencias y a ofrecer parte de su preciosa colección para exposiciones itinerantes de museos. Oí que perdió a buena parte de su colección de cultura pop en una incursión de piratas de antigüedades hace unos pocos meses.

– Así fue. -Ella suspiró con pena-. Fue terrible. Años de coleccionar y catalogar perdidos. -Sacudiendo la cabeza presionó el botón que abría el cajón de su escritorio. Se deslizó hacia fuera silenciosamente y ella hurgó en los contenidos dispersos.

– Piense en los créditos que recibiría si encontráramos la base de datos perdida. ¿No encuentra el pensamiento tentador?

Tras alzar la vista Sam se le quedó mirando duramente.

– ¿Cuánta sería mi parte exactamente?

– La mitad.

– ¿Me daría la mitad? -Los ojos de ella se entrecerraron con sospecha.

– Seguro. Usted es el cerebro y yo soy el músculo. Seríamos un equipo, por lo tanto debería conseguir tantos créditos como yo.

– Yo podría guardarme el cerebro y alquilar músculo en cualquier lugar. Entonces podría quedarme más de la mitad. ¿Qué tiene que ofrecer a cambio de su parte?

Читать дальше

Шрифт:

Интервал:

Закладка:

Сделать

Похожие книги на «Cazadores De Tesoros»

Представляем Вашему вниманию похожие книги на «Cazadores De Tesoros» списком для выбора. Мы отобрали схожую по названию и смыслу литературу в надежде предоставить читателям больше вариантов отыскать новые, интересные, ещё не прочитанные произведения.


Allison Brennan: La Caza
La Caza
Allison Brennan
Mariah Stewart: Verdad Fria
Verdad Fria
Mariah Stewart
Anne Fortier: Juliet
Juliet
Anne Fortier
libclub.ru: книга без обложки
libclub.ru: книга без обложки
Steve Berry
Cassandra Clare: Ciudad de hueso
Ciudad de hueso
Cassandra Clare
Отзывы о книге «Cazadores De Tesoros»

Обсуждение, отзывы о книге «Cazadores De Tesoros» и просто собственные мнения читателей. Оставьте ваши комментарии, напишите, что Вы думаете о произведении, его смысле или главных героях. Укажите что конкретно понравилось, а что нет, и почему Вы так считаете.