Nicola Cornick: La mala reputación

Здесь есть возможность читать онлайн «Nicola Cornick: La mala reputación» весь текст электронной книги совершенно бесплатно (целиком полную версию). В некоторых случаях присутствует краткое содержание. категория: Исторические любовные романы / на испанском языке. Описание произведения, (предисловие) а так же отзывы посетителей доступны на портале. Библиотека «Либ Кат» — LibCat.ru создана для любителей полистать хорошую книжку и предлагает широкий выбор жанров:

любовные романы фантастика и фэнтези приключения детективы и триллеры эротика документальные научные юмористические анекдоты о бизнесе проза детские сказки о религиии новинки православные старинные про компьютеры программирование на английском домоводство поэзия

Выбрав категорию по душе Вы сможете найти действительно стоящие книги и насладиться погружением в мир воображения, прочувствовать переживания героев или узнать для себя что-то новое, совершить внутреннее открытие. Подробная информация для ознакомления по текущему запросу представлена ниже:

Nicola Cornick La mala reputación
  • Название:
    La mala reputación
  • Автор:
  • Жанр:
    Исторические любовные романы / на испанском языке
  • Язык:
    Испанский
  • Рейтинг книги:
    3 / 5
  • Избранное:
    Добавить книгу в избранное
  • Ваша оценка:
    • 60
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5

La mala reputación: краткое содержание, описание и аннотация

Предлагаем к чтению аннотацию, описание, краткое содержание или предисловие (зависит от того, что написал сам автор книги «La mala reputación»). Если вы не нашли необходимую информацию о книге — напишите в комментариях, мы постараемся отыскать её.

La peligrosamente seductora, y pecaminosamente bella, Susanna Burney era la persona más buscada en los círculos de la alta sociedad londinense como rompe relaciones. Pagada por padres adinerados que querían separar a sus hijos de mujeres a las que no consideraban convenientes, jamás había fallado en su misión de distraer al futuro prometido. Hasta que su última misión la obligó a encontrarse cara a cara con el hombre que en el pasado le había impartido una íntima clase sobre corazones rotos. James Devlin tenía todo lo que siempre había querido: un título, una prometida rica y un lugar en la alta sociedad. Pero la mujer con la que acababa de cruzar la mirada en un abarrotado salón amenazaba con destruir todo lo que hasta entonces había conseguido. Y no porque Susanna hubiera reclamado su corazón en otro tiempo, o porque sus sinuosos movimientos le hubieran dejado sin respiración. Sino porque los secretos que guardaba podían costarle todo lo alcanzado. Para dejar el pasado definitivamente atrás, Dev tendría que enfrentarse a Susanna con sus mismas armas…

Nicola Cornick: другие книги автора


Кто написал La mala reputación? Узнайте фамилию, как зовут автора книги и список всех его произведений по сериям.

La mala reputación — читать онлайн бесплатно полную книгу (весь текст) целиком

Ниже представлен текст книги, разбитый по страницам. Система сохранения места последней прочитанной страницы, позволяет с удобством читать онлайн бесплатно книгу «La mala reputación», без необходимости каждый раз заново искать на чём Вы остановились. Поставьте закладку, и сможете в любой момент перейти на страницу, на которой закончили чтение.

Шрифт:

Интервал:

Закладка:

Сделать
Фото

Nicola Cornick


La mala reputación

Mujeres escandalosas, 4

Título original: Notorious

Traducido por: Ana Peralta de Andrés

Quien no arde de deseo termina helado

Proverbio s. XIX


Capítulo 1

A los veintisiete años, James Devlin tenía todo lo que un hombre podía desear. Un lugar entre la alta sociedad, una prometida rica y bella y un título. Aun así, la noche que su primera esposa regresó a su vida tras nueve años de ausencia, estaba aburrido. Todo lo aburrido que podía llegar a estar un caballero en el momento más álgido de la temporada de bailes londinense.

Era otra noche más de exceso, despilfarro y entretenimiento vacuo. Los duques de Alton organizaban las mejores fiestas de la ciudad: opulentas, de buen gusto y exclusivas. Pero para Devlin, aquélla sería otra noche más empleada en conseguir limonada para Emma cuando ésta estuviera sedienta, en localizar su abanico cuando lo perdiera y en adular a la mamá de Emma, que no lo soportaba y, probablemente, ni siquiera supiera su nombre a pesar de que llevaban ya dos años prometidos. En otra época de su vida, Devlin había tenido que enfrentarse a los elementos en la cubierta de un barco azotado por la lluvia, había tenido que trepar y aparejar las jarcias y había luchado por su vida. Cada día entrañaba nuevos peligros, nuevas emociones. Habían pasado solamente dos años desde entonces, pero tenía la sensación de que había transcurrido más de un siglo. Últimamente, no tenía que enfrentarse a nada más peligroso que ir a recoger su abrigo y tenderle a Emma el bolso.

– ¿Estás celoso, Dev? -le preguntó su hermana Francesca, posando la mano en su brazo.

Dev se dio cuenta de que estaba frunciendo el ceño mientras observaba a Emma, que bailaba en la pista de baile. De hecho, la estaba fulminando con la mirada mientras ella giraba al ritmo del vals en los brazos de su primo Frederick Walters. Chessie no era la única que había notado su actitud adusta. Reconoció miradas de reojo y mal disimulada diversión a su alrededor. Todo el mundo pensaba que era un hombre posesivo, que le molestaba que Emma, una consumada coqueta, dedicara su tiempo a otros hombres. Si de verdad hubiera sido celoso, se habría pasado el día batiéndose en duelo, pero para ser celoso había que estar enamorado y a él le daba exactamente igual que Emma flirteara con todos los hombres de Londres.

Se enderezó y borró el ceño de su frente.

– No estoy en absoluto celoso.

Chessie recorrió su rostro con sus enormes ojos azules, buscando algún gesto que le indicara que estaba intentando engañarle.

– No es ningún secreto que los condes de Brooke prefieren a Fred como marido para Emma -le advirtió.

Dev se encogió de hombros.

– Los condes preferirían hasta un sabueso con moquillo como marido de Emma, pero la cuestión es que Emma me quiere a mí.

– Y Emma siempre consigue lo que quiera -había cierto deje afilado en la voz de Chessie.

Dev miró a su hermana. Chessie todavía no tenía lo que quería, aunque llevaba meses esperándolo. Fitzwilliam Alton, hijo único y heredero de los duques, llevaba tiempo dedicando a Chessie una notable atención. Tan notorio trato solo podía terminar de forma respetable con una propuesta de matrimonio, pero hasta entonces, Fitz no se había declarado, y estaban comenzando a correr los rumores. La alta sociedad, pensó Dev, no había sido en absoluto amable con ellos. Desde el primer momento les habían considerado motivo de escándalo a él y a Chessie en particular. Carecían de un origen noble y no tenían dinero. Devlin al menos había conseguido hacer carrera en la Marina antes de recurrir a buscar una fortuna. Chessie solo contaba con su belleza y su vivaz personalidad para causar una buena impresión. Las mujeres siempre lo tenían más difícil.

– No te gusta Emma -comentó Dev.

Sintió, más que vio, la mirada burlona de su hermana.

– No me gusta lo que ha hecho de ti -replicó-. Te has convertido en una de las mascotas de Emma, como ese perrito blanco o ese mono malhumorado.

Aquello le dolió.

– Un pequeño precio a pagar a cambio de lo que busco -respondió Dev.

Dinero, estatus. Llevaba diez años buscándolo. Había nacido sin nada y no tenía intención de volver a sufrir la pobreza de su juventud. Por fin lo tenía todo a su alcance y si para conseguirlo tenía que convertirse en el perrito faldero de Emma durante el resto de su vida, conocía peores destinos. O, por lo menos, eso se decía a sí mismo.

– Tú no eres mejor que yo -le recordó a su hermana, consciente de que estaba acercándose peligrosamente al ojo por ojo que había presidido su relación durante la infancia-. Tú también has atrapado a un marqués.

Chessie cerró el abanico con un gesto con el que expresaba un profundo desdén.

– No seas vulgar, Dev. Yo no me parezco nada a ti. Es posible que también sea una cazafortunas, pero yo amo a Fitz. Y, en cualquier caso, todavía no le he atrapado.

– Seguro que pronto te propondrá matrimonio -la consoló Dev.

Había advertido cierta inseguridad en la voz de su hermana que evidenciaba la poca confianza que tenía en sí misma. Dev quería tranquilizarla, aunque pensaba que Fitzwilliam Alton no era un hombre suficientemente bueno para Chessie.

– Fitz también te quiere -le aseguró, esperando tener razón-. Solo está esperando el momento adecuado para dar la noticia a sus padres.

– Ese momento no llegará nunca -respondió Chessie secamente.

– Debes de querer mucho a Fitz para estar dispuesta a soportar a la duquesa de Alton como suegra.

– Y tú debes de desear mucho el dinero de Emma para estar dispuesto a soportar a la condesa de Brooke -replicó Chessie.

– Así es.

Chessie sacudió ligeramente la cabeza.

– No merece la pena, Dev. Terminarás odiándola.

– Estoy convencido de que tienes razón. De hecho, ya me desagrada bastante.

– Me refería a Emma -repuso Chessie, con los ojos fijos en las parejas que bailaban-, no a su madre. Aunque si Emma va pareciéndose a su madre a medida que envejezca, también será difícil de soportar.

Dev no podía negar que era una perspectiva en absoluto halagüeña.

– Si Fitz termina pareciéndose a su madre, podrás exprimirle como a un limón.

La duquesa de Alton era una mujer muy agria, siempre con la boca apretada en un gesto que advertía de su mal carácter.

Chessie se echó a reír.

– Fitz no se parecerá a sus padres.

Pero la risa no tardó en desaparecer de su rostro y comenzó a juguetear nerviosa con el encaje de su abanico. Últimamente, pensó Dev, Chessie había perdido parte de su chispa. En aquel momento la vio buscando a Fitz con la mirada en el abarrotado salón. Sus sentimientos eran más que evidentes. Dev sintió entonces la necesidad de protegerla. Chessie lo había apostado todo a la posibilidad de un compromiso y Fitz, un hombre simpático, pero arrogante y consentido en igual medida, era consciente de su estima y estaba jugando con su reputación. Chessie se merecía algo mejor. Dev apretó los puños a ambos lados de su cuerpo. Un paso fuera de lugar y le haría tragarse a Fitz la cucharilla de plata que le habían metido en la boca nada más nacer.

– Pareces furioso -dijo Chessie, apretándole el brazo.

– Lo siento -Dev volvió a suavizar su expresión. Le sonrió-. No nos ha ido mal, para ser dos huérfanos del condado de Galway.

Chessie no contestó y Dev advirtió que estaba de nuevo pendiente del vals, que giraba en aquel momento hacia su triunfante clímax. Fitz un hombre moreno, alto y distinguido, estaba al final del salón, casi perdido entre los danzantes. Formaba pareja con una mujer vestida en un traje de gasa plateado, una mujer alta y morena también. Hacían una pareja magnífica. Fitz siempre había tenido debilidad por los rostros hermosos. Al igual que su prima Emma, pretendía casarse con alguien a quien pudiera exhibir como trofeo. Pero aquella mujer no se parecía a las damas con las que habitualmente flirteaba Fitz. Había algo en su forma de moverse, en la cadencia de sus pasos, que Dev reconoció a pesar de no haberle visto el rostro.

Читать дальше

Шрифт:

Интервал:

Закладка:

Сделать

Похожие книги на «La mala reputación»

Представляем Вашему вниманию похожие книги на «La mala reputación» списком для выбора. Мы отобрали схожую по названию и смыслу литературу в надежде предоставить читателям больше вариантов отыскать новые, интересные, ещё не прочитанные произведения.


Lisa Jackson: La magia del deseo
La magia del deseo
Lisa Jackson
Raye Morgan: Noches Reales
Noches Reales
Raye Morgan
Kate Hoffmann: Secretos en el tiempo
Secretos en el tiempo
Kate Hoffmann
Marion Lennox: Rescatando el Amor
Rescatando el Amor
Marion Lennox
Susan Mallery: Siempre te Esperaré
Siempre te Esperaré
Susan Mallery
Susan Mallery: Alguien Como Tú
Alguien Como Tú
Susan Mallery
Отзывы о книге «La mala reputación»

Обсуждение, отзывы о книге «La mala reputación» и просто собственные мнения читателей. Оставьте ваши комментарии, напишите, что Вы думаете о произведении, его смысле или главных героях. Укажите что конкретно понравилось, а что нет, и почему Вы так считаете.